A contraluz

Cualquier imagen es singularmente bella a contraluz. Parece un hecho cotidiano que la mirada a contraluz se deje enamorar por la nitidez de las líneas y la sobria sencillez del contorno sublimado. Quizá estemos de acuerdo en ello.

Pero la falta de matices pesa mucho, y lo hace pronto. A nada, se destapa una curiosidad limpia y genuina, y descubrir el más allá que ampara la oscuridad se vuelve una pulsión lacerante. Solo la luz, una nueva y envolvente luz, es capaz de cambiar la forma de ver y comprender. Los colores lo son por fin, las palabras encuentran un nuevo significado, las razones que se desvelan apenas dejarán respirar.

Dejarse chocar y descubrir el halo de emoción propia ayuda a reencontrarse con la vida, a querer saborear más, a buscar con ahínco tantos lados de la verdad como dicte la intuición. Y ya no es posible parar. Cada día surgen nuevos motivos de acercamiento al papel, y la pluma se vuelve diligente hasta entregar un placer de extrañas secuelas.

Desde esta página se puede acceder a todas las entradas de este tema. El orden de las entradas que van a continuación de este texto tiene su propio concierto. Pero no hay hermetismos inútiles. Lo más lejano en el tiempo tiende a quedarse al fondo de la página para dejar las posiciones privilegiadas a lo más reciente.

Cien islas desiertas

Cien islas desiertas

Femenino, y en plural

Femenino, y en plural

La fiesta de los mil chivos

La fiesta de los mil chivos

Ni un paso atrás

Ni un paso atrás

Una mirada alrededor

Una mirada alrededor

Otro eslabón apartado

Otro eslabón apartado

Nucleares, nunca más

Nucleares, nunca más

Sueño de amanecer

Sueño de amanecer

La vendedora de pulseras

La vendedora de pulseras

De marca, nada de nada

De marca, nada de nada

Ciudadanos

Ciudadanos

Anoche tuve un sueño

Anoche tuve un sueño

Dejadnos en paz

Dejadnos en paz

“Cada noche, cuando llego a casa, me digo a mí misma que lo dejo”

“Cada noche, cuando llego a casa, me digo a mí misma que lo dejo”

El síndrome de la silicona

El síndrome de la silicona

La manzana, mejor de reineta

La manzana, mejor de reineta

La comedieta

La comedieta

Una hipocresía más

Una hipocresía más

Los tres sobres

Los tres sobres

No los merecemos, ¿o sí?

No los merecemos, ¿o sí?